Follow by Email

jueves, 29 de septiembre de 2016

CERRO DEL ACEITURO O SAN MIGUEL ...

CERRO DEL ACEITUNO O SAN MIGUEL, CERRO DEL SOL, PARQUE PERIURBANO, BARRANCO DEL ABOGADO, COLINAS DEL SACROMONTE , ABADÍA, CAMINO DEL AVELLANO….



VERGONZOSO y VERGONZANTE
 





No se puede entender que en el siglo XXI se siga destruyendo el legado histórico que acumula valores universales paisajísticos, arqueológicos, etnográficos y monumentales ante la pasividad de la sociedad y de las administraciones competentes.

El Cerro de San Miguel y las murallas que lo circunda es una de las imágenes más  espectaculares que podemos divisar desde cualquier punto del entorno de Granada, forma parte del recuerdo y de la historia de Granada y su destrucción o pérdida sería un atentado contra el Patrimonio Histórico Universal.

En cualquier parte de la Ciudad no se puede remover un centímetro de terreno en una zona de alto valor arqueológico, (aquí estaba el cementerio musulmán más importante del Albayzín llamado Qabrāt al-Rawda, asentamientos de esta época y mezquita), sin la autorización y la presencia de un arqueólogo, o afectar un entorno de protección de un Bien de Interés Cultural como ocurre con la  Muralla nazarí del siglo XIV (Cerca de Don Gonzalo), pero el Cerro de San Miguel es diferente, y aquí todo está permitido. 

Uno de los paisajes más importantes e históricos de GRANADA convertido en zona de obras y en una escombrera.

Como en el lejano oeste, todo el que quiera puede irse para arriba y excavar una cueva y con el tiempo hacerse una casa, ninguna autoridad se lo va a impedir.


Aquí no hace falta licencia de obras, permiso de primera ocupación, ni el informe de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico por ser zona arqueológica y estar protegido como Bien de Interés Cultural.



Ahora, como en la ciudad se te ocurra tocar una teja, un muro o hacer una excavación en un solar sin permiso o poner un aparato de aire en la Capilla, te cae la del pulpo.


El esperpento es lo que se encuentra los visitantes, que a cientos van todas las tardes al Mirador de San Miguel: escombros por todas partes, huertas junto a las murallas en zona arqueológica, chamizos que poco a poco se van convirtiendo en infraviviendas sin luz, sin agua, caminos por todas partes roturando el cerro, coches aparcados cerca de las murallas con pintadas de grafitis y bolsas de basuras y colillas esparcidas por todo el cerro.

Un panorama desolador que hace que los visitantes se pregunta si en Granada hay instituciones y  rige la ley, que no sea la de que hago lo que me da la gana.

Y es que las instituciones que tenían que velar por el Patrimonio y el cumplimiento de la normativa urbanística, yo diría que por la decencia,  han creado un problema social, donde no existía, si desde el principio hubieran cumplido con sus obligaciones.

Pero todos están y estamos en la demagogia: sociedad, partidos políticos, universidad, arqueólogos, asociaciones de vecinos, escuelas de estudios árabes, guías y un largo etc.

Cuando todo esté destruido se expropiarán la zona y crearán chalet de lujo y calles con asfalto para ricos, porque estamos ante una de las zonas más privilegiadas de Granada. Esta es la grandeza y la miseria de la democracia, que unos por otros, aquí nadie hace nada, pero todos cobran a final de mes y en vez de soluciones crean alarmas sociales y destruyen el legado histórico.

Y como el ejemplo se ha propagado por todo el mundo, ahora el efecto llamada ha hecho que este fenómeno se esté propagando por la misma Alhambra, uno de los monumentos más emblemático del Patrimonio Universal y poco a poco se va repoblando el Parque Periurbano en  el Cerro del Sol, por encima del camino del Avellano y en vertiente del  Genil por el Barranco del Abogado.

Y como lo piensan solucionar, la sociedad mirando para otro lado y los que tienen el deber y la obligación y cobran por ello, creando una COMISIÓN para seguir con la demagogia.

Los problemas sociales, primero no se crean y después no se solucionan destruyendo el legado histórico.
 
Narciso R. Crespo, para la Asociación Oppidum Eleberis, Granada y su Legado Histórico

No hay comentarios:

Publicar un comentario