Follow by Email

viernes, 6 de mayo de 2016

EL MARISTÁN NAZARÍ

EL MARISTÁN NAZARÍ

 

no queremos parque arqueológico, 

queremos un proyecto que recupere el edificio original


El Maristán fue edificado en 1367 por mandato del sultán Muhammad V, era un hospital público para atender a la gente pobre. El edificio ha tenido una historia aciega a partir de principios del siglo XVI, utilizado como Casa de la Moneda, después se utilizó para diversos usos a cada cual peor, que fueron transformando su fábrica original, hasta que fue vendido a un particular que lo derribó en 1834, (años de incendios y trazados de calles a cuerda), para construir casas de vecinos y, que a su vez son derribadas en 1985, quedando el solar que ahora vemos. Una historia lamentable de uno de los monumentos más significativos del Albayzín.

En 1987 se adquiere por la Junta de Andalucía y en 2005 se declara Bien de Interés Cultural, con la tipología de Monumento. 

A partir de su adquisición como dominio público se realizán varias excavaciones, que han permitido documentar y recuperar parte del edificio original, pero que como viene siendo habitual con Granada, desde la Junta no se ha llegado a plantear ninguna solución y se ha dejado que pasen los milenios, cubierto con una estructura de uralita altamente contaminante.





En el libro de Paseos por Granada de 1764 por el Padre Juan de Echevarría, ediciones F. Gallego, se decía del edificio en el Paseo VIII..,   buena planta muestra. Qué capaz es el estanque de agua. Lo mismo digo de esa simetría de los leones que la vierten por sus bocas, fronteros uno de otro. Casa de la Moneda dicen unos, otros, casa de locos. Ni una cosa ni otra, sino hospital para curar a pobres enfermos como se puede leer en la lápida que hay sobre la puerta de entrada. Y unas como letras, que hace la labor del ladrillo, que están por debajo se puede leer que “No Vence sino Dios”.



Hoy este edificio está derruido en su mayor parte. La lápida fundacional y los leones están en el Museo de la Alhambra y la placa de ladrillo citada en los almacenes del cerrado Museo Arqueológico de Granada.







En 1998 se presentó un proyecto al director de Bienes Culturales para recuperar el edificio original y su uso como residencia universitaria, realizado por la Escuela de Estudios Árabes, sin embargo ese proyecto se truncó, por el cambio del director de la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura y donde dije digo, digo diego, el nuevo director, que debía pensar que el Maristán era suyo, dijo que la Junta tenía previsto convertir su ruina en un "parque arqueológico",  ¿ y eso que es…?. Han pasado cerca de veinte años y han cambiado "tropecientos consejeros y consejeras y no se sabe cuantos directoros o directoras, como se dice ahora" y el Maristán sigue abandonado y hecho un asquito y la uralita apareciendo en las fotos que se hacen al monumento desde el patio del convento de la Concepción con la Alhambra de fondo,. Que mal ejemplo está dando la Consejería de Cultura como titular propietaria y como competente en materia de patrimonio histórico.

(PDF colgado en Geogle: El Maristán Nazarí de Granada. Análisis del edificio y una propuesta para su recuperación. Antonio Almagro y Antonio Orihuela. Escuela de Estudios Árabes, CSIC, de Granada)


Mucho nos tememos que estamos ante otro proyecto como el del Castillo de Matrera en Villamartín, lo poco que queda se vendrá abajo y después se hará un murallón de mortero de cal blanca y cuatro cosillas más y dejarán un solar incomprensible como parque arqueológico..., "eso de parque suena bien".



Queremos un proyecto que recupere el Maristán con su tipología original,  no queremos cubos de cemento blanco de Mister Proper, como se ha hecho con el edificio decimonónico del Cuarto Real de Santo Domingo, se puede reconstruir el edificio original integrando los restos que aún quedan, diferenciando sutilmente lo antiguo de lo moderno, recolocando la lápida fundacional y los leones y la placa de ladrillo que está en los museos, como se hizo con el palacio de los Córdova en la cuesta del Chapí,  dándole un uso adecuado a su historia, bien el que se había propuesto como residencia universitaria o como ampliación del Museo Arqueológico de Granada. Cualquier otro proyecto será un ridículo a nivel internacional y un expolio de nuestro, que no suyo, legado histórico.

  


Y queremos que se haga "ya", antes de que lo poco que quede se convierta en escombros y por eso solicitamos a la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura y al Patronato de la Alhambra, como titular propietario y como gestor del Maristán, ese proyecto respetuoso que recupere el edificio original, que se haga con transparencia y participación ciudadana y que no se redacte en un despacho a espalda de la sociedad.






 


El legado histórico y natural es el mayor recurso económico que tiene el territorio andaluz, recuperar y rehabilitar este legado es la mejor inversión que se puede realizar para potenciar el desarrollo de las poblaciones, pero además, es una obligación que tenemos ante la comunidad internacional y las generaciones futuras, que también tiene el derecho a conocer y disfrutar de su historia, la de la humanidad.

Texto y fotos: Narciso R. Crespo



No hay comentarios:

Publicar un comentario