Follow by Email

jueves, 8 de febrero de 2018

NO QUEREMOS AGENCIA EN LA ALHAMBRA





NO A LA AGENCIA¡¡¡



QUEREMOS QUE SIGA SIENDO ESPECIAL COMO PATRONATO


Página provisional abierta a la participación


GRACIAS A TODOS/AS POR LAS APORTACIONES Y OS ANIMAMOS A SEGUIR APORTANDO IDEAS  QUE IREMOS INCORPORANDO A ESTA PROPUESTAS.



ANTECEDENTES




El Real Sitio y Fortaleza de la Alhambra (1555-1868), compuesto por el palacio, fortaleza y ciudadela de La Alhambra pasó a engrosar el Patrimonio Real en 1492. Durante los primeros años tras la conquista se llevaron a cabo numerosas e importantes reparaciones que culminaron con la construcción a partir de 1526 del Palacio de Carlos V como residencia real. Al conjunto de La Alhambra se añadieron varias rentas y derechos, así como fincas rústicas y urbanas en la ciudad de Granada. Por orden de la Regencia del Reino de 10 de febrero de 1870 se cedió La Alhambra al Patrimonio del Estado como Monumento Histórico-Artístico. 

El Estado es el titular propietario del conjunto monumental a través de su Ministerio de Cultura, competencia que se deriva de la legitimidad propia que corresponde al pueblo español del que emanan los poderes del Estado y que ningún gobierno puede transferir la titularidad de la Alhambra  puesto que lo impide el artículo 149.1.2 de la Constitución (Director General de Bienes Culturales D. Benigno Pendás, ABC 12/06/1999).

Mediante Real Decreto 864/1984, de 29 de febrero, sobre traspaso de funciones y servicios del Estado a la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de Cultura (BOE núm. 113, de 11/5/1984),  se traspasa a la Comunidad Autónoma de Cultura las funciones en materia de Patrimonio histórico, artístico, monumental, arquitectónico, arqueológico, paleontológico y etnológico y la GESTIÓN CULTURAL de la Alhambra y el Generalife.

En el Decreto se dice en su apartado e), que se traspasa las funciones y servicios que el Estado ejerce por si  por medio del Patronato de la Alhambra y el Generalife, sin perjuicio de la reserva contenida en el apartado C, párrafo I,e), en relación con el conjunto monumental del mismo nombre en Granada, y especialmente las siguientes: custodia, administración y conservación de la Alhambra y el Generalife y Palacio de Carlos V y de todas las edificaciones, bosques, jardines, cultivos y terrenos pertenecientes a la Alhambra y su recinto, y al Generalife y sus anejos, así como la formación y desarrollo de los planes que deberán seguirse en su conservación, restauración, excavaciones e investigaciones a realizar y, en general, cuanto a aquellos se refiera, los afecte y pueda ejecutarse dentro de los límites de sus terrenos y aledaños.

En su apartado C, se dice las funciones y servicios que se reserva la Administración del Estado), I.e), en relación con el conjunto monumental Alhambra y Generalife de Granada, y se dice que el Estado conserva las funciones derivadas del servicio a la cultura como deber y atribución especial del Estado y, de acuerdo con la legislación correspondiente, las competencias necesarias para la defensa del Patrimonio cultural, artístico y monumental contra la exportación y expoliación, así para el cumplimiento de las obligaciones establecidas en el artículo 46 de la Constitución. Así  mismo de forma específica tiene atribuidas las relaciones Internacionales y las derivadas del Artículo 149.2 de la Constitución entre otras.


En el apartado h) del Decreto firmado entre Estado y la Autonomía ambas administración aceptan y dicen que en relación con el conjunto monumental Alhambra y Generalife de Granada, y para facilitar la colaboración entre ambas administraciones, EXISTIRÁ UN CONSEJO DE LA ALHAMBRA Y EL GENERALIFE REGULADO POR REAL DECRETO Y PRESIDIDO POR EL MINISTRO DE CULTURA en el que estará representada la Comunidad Autónoma y cuyas funciones serán las siguientes:


1. Informar preceptivamente la realización de cuantas inversiones se realicen en el conjunto monumental.

2. Informar preceptivamente de las expropiaciones de edificios y terrenos que dentro del recinto se estime conveniente realizar.

3. Conocer e informar preceptivamente sobre el establecimiento dentro del indicado recinto, de las medidas que se juzguen necesarias para su conservación, así como para evitar las construcciones o instalaciones que perturben el orden estético, urbanístico o paisajístico del lugar.

4. Conocer e informar los planes generales y programas de actividades y publicaciones relativas al citado conjunto monumental Alhambra y Generalife de Granada. 

Los informes a que hacen referencia los puntos anteriores tendrán, además, carácter vinculante cuando así lo diga expresamente el Consejo por estimar que de las actuaciones a que se refieren los apartado anteriores pueden resultar lesionado los intereses cuya tutela corresponde al Estado según el apartado C).


El Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife no es una administración más de la Junta de Andalucía, la Junta solo tiene cedida su gestión por parte del Ministerio de Cultura, que es el titular propietario, es un monumento de Granada, el más emblemático y pertenece a todos los españoles. 

Después de firmar este Decreto y una vez que la Autonomía ha desembarcado en la Fortaleza, emulando la épica de los Reyes Isabel y Fernando, han dicho desde la Junta hemos venido para quedarnos y han convertido lo firmado en papel mojado y se han dedicado a presionar al Ministerio por tierra, mar y aire, emulando en esto a la Cataluña nacionalista, para que este Consejo Asesor, vital y lógico para la Alhambra y su conservación (no hay que olvidar que el Estado es titular propietario irrenunciable), politizando con increibles argumentos la gestión del Conjunto Monumental, gestionando el monumento al margen del Ministerio y en esa estamos, con una gestión provisional.

Descentralizar el Estado no es descentralizar Madrid, para centralizarlo en Sevilla, y desde el gobierno territorial apropiarse de su propiedad y gestión de facto creando un Patronato a su imagen y semejanza, con mayoría en todos sus órganos representativos de la Consejería de Cultura del Gobierno de la Junta de Andalucía, que también nombra por designación directa y por afinidad política a su Director General, y bloqueando la creación del Consejo Asesor, marginando la Participación Ciudadana, que cada vez está más desorientada y alejada de la gestión, que ve que su Alhambra se gestiona como si fuera de un particular.

Como se puede decir ahora desde el gobierno autonómico que debemos apartar del debate partidista a la Alhambra, cuando son ellos, con su incumplimiento del Decreto y con su gestión como propietario de facto los que han metido a la Alhambra en un callejón sin salida y de provisionalidad, incumpliendo lo firmado y queriendo retorcer la lógica con argumentos políticos y partidistas. Quizás lo que quieren decir, es que esta es mi realidad, todo va a ser así, no importa lo firmado ni la legalidad y cuando el Estado hable del cumplimiento de lo firmado en defensa del conjunto monumental, lo descalificamos con argumentos vacío: "que si el monumento es de Andalucía", "que si el Ministerio está en el organigrama"..., y a callarse todo el mundo, y en esa estamos, para ese viaje no se necesita la Autonomía, mejor devolvemos la gestión al Ministerio y volvemos a empezar.

Ahora, siguiendo con su gestión de hechos consumados se pretende convertir el Patronato en una Agencia, que significa privatizar de hecho su gestión, sumergir el Monumento en el marasmo de la Administración territorial, alejar la participación ciudadana y el monumento de Granada convertirlo en una especie de Cetursa al margen de la sociedad, dirigido directamente desde Sevilla, sin tener en cuenta su integración en la Ciudad, priorizando su gestión y explotación como una agencia turística y subordinando la conservación a fines maximalistas de ganancias. 

La Alhambra cada vez está más lejos de su Ciudad, en la población existe un hartazgo general de tantas ocurrencia y sobresaltos, si ayer fue la inexplicable intervención en el Patio de los Leones, tergiversando la pátina del tiempo,  después fue el negocio del Proyecto Atrio en un entorno especialmene protegido, y  hoy nos vienen con su conversión en Agencia, todo esto de forma particular, sin explicar ni contar con la población, y mañana quien sabe... Si no se cambia de rumbo y se deja el Monumento en paz, tendremos que denunciar esta situación ante el Estado como propietario pidiendo la devolución inmediata de la gestión al Ministerio de Cultura o  ante UNESCO solicitando su Declaración de Patrimonio Cultural en Peligro,  por su forma de gestión, su apropiación del Monumento, su despego con la población y por su falta de transparencia y participación ciudadana.

Ha llegado la hora de plantarnos y decir que hay que cambiar los estatutos absoletos del Patronato, tal como dice el Director del Patronato, pero NO para hacer una Agencia, sino para que el Patronato sea de verdad un órgano plural, democrático, que priorice la Conservación frente a la explotación y fomente la participación ciudadana, con total transparencia, con unos fines estatutarios claros donde se priorice la conservación frente a la explotación, la participación ciudadana frente a su marginación y la transparencia frente a la opacidad, adaptando estos estatutos a la nueva realidad como Patrimonio Cultural de la Humanidad como Alhambra, Generalife y Albayzín, indicando que los fondos por ingresos de las entradas  tendrán un destino FINALISTA CONSERVACIONISTA y se utilizarán para la conservación del conjunto Monumental de la Alhambra y el Albayzín, así como del resto de la Ciudad y provincia, con una vocación de integración y desarrollo de la Ciudad de la que forma parte milenaria de su historia. 

En estos nuevos Estatutos se debe incluir, para respetar la legalidad y el Decreeto de 1984 por la que cedió su gestión a la Auntonomía el Consejo Asesor prsidido por el Ministerio de Cultura y que como se decía estará compuestos por personalidades relacionas de prestigio relacionadas con la materia, que emitirán informes vinculantes y en elque estará también un representante de la Junta.  

Además se nombrará un Director Conservador al frente del Patronato, elegido por concurso, prestigio, mérito de forma independiente que será un Arquitecto Conservador, que a su vez ejercerá su labor,  no solo en la Alhambra, sino también en el Albayzín, que como sabemos está gestionado por el Ayuntamiento a través de la Agencia Albayzín.

Y en todos sus órganos deberá estar una representación de la Sociedad a través de una Plataforma compuesta por asociaciones culturales.

Es escandaloso y totalmente antidemocrático la obsesión que tienen los gobernantes autonómicos en nombrar a todos los cargos como si fueran unos estados centralizados. Algunas autonomías solo son una provincia, es afixiante, es agobiante, no estamos hablando de descentralizar el Estado y acercar la administración a los ciudadanos, pues eso se visualizará por la sociedad cuando los cargos representativos se nombre con de forma independiete y por excelencia, sin afinidad ninguna partidista, por curriculum y por concurso, con participación ciudadana y con transparencia absoluta de la gestión y dejen ya de controlar colocar por afinidad política, que tienen toda la sociedad infectada con este virus partidista, desvirtuando su carácter representativo y público, actuando como si fueran funcionarios al servicio del partido de turno que gobierne. Es hora de volver a la senda democrática de verdad, y acabar con el dedazo y su obsesiva ansias de poder, control y mando dejando al margen a la sociedad y descentralizar las propias autonomías.

Que miedo tienen a la democracia y a la libertar, lo quieren controlar todo, las mayorías en los órganos, los directores, las comisiones y por supuesto no quieren ni hablar de participación ciudadana en estos órganos. Queremos ya de una vez que los Directores de Museos y el Director de la Alhambra, se elijan por concurso independiente, curriculum y mérito y no por designación partidista, que la democracia no es eso.



SI QUEREMOS QUE LA ALHAMBRA SE APARTE DE LA TRIFULCA PARTIDISTA Y SE GESTIONE CON LA SOCIEDAD HAY QUE EMPEZAR POR

CREAR


EL CONSEJO ASESOR

Presidido por el Ministerio de Cultura

 Y
 LA FIGURA DEl ARQUITECTO CONSERVADOR 

Para todo el territorio declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO que incluye también al Albayzín y que además será el

Y DIRECTOR CONSERVADOR

del Patronato de la Alhambra y Generalife

Su elección se hará por Concurso  por una Comisión de Expertos elegidos por los profesionales en arquitectura, conservación, bellas artes, arqueología, historia del Arte...,  y se tendrá en cuenta los principios de mérito, prestigio, capacidad, curriculum en conservación, restauración...


Y LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA


En el Organigrama del Patronato de la Alhambra y el Generalife



LUZ Y TAQUÍGRAFOS


Es solo un avance, seguiremos dando propuesta al gobierno de la Junta de Andalucía, que tan necesitado está de hacer, deshacer, volver a hacer, para ver si nos confunde de una vez y nos olvidamos de la Alhambra...... y eso que solo es un gestor, si tuviera la propiedad del Monumento granadino, apagamos y vámonos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario