Follow by Email

viernes, 11 de octubre de 2013

HOMENAJE A GANIVET

ENCUENTROS, PASEOS Y TERTULIAS PARTICIPATIVOS

RECORDANDO A GANIVET 

" Ya lo sabe el Ayuntamiento de Granada, ya lo sabe la familia del muerto ilustre, ya lo saben los admiradores y amigos del granadino excelso, honra de este pueblo y, dicho sea sin hipérbole, honra igualmente de la humanidad´". Decía el El Defensor de Granada el 19 de marzo de 1913, cuando la ciudad se movilizó para que los restos de Ganivet, enterrandos en el cementerio de Riga, fueran expatriados y reposaran en el cemente de Granada, tal y como el deseo del inmortal Ganivet.
Quién pudiera rosa ser,
que en naciendo se deshace,
y muere allí donde nace...
¿Para qué tanto saber
y luchar y padecer,
si al cabo en la hora postrera
cuando la muerte certera
me hiere, todo lo olvido
y solo un sepulcro pido
en el lugar que naciera?.
 
En abril de 1925, los restos mortales de Angel Ganivet fueron repatriados y en un acto multitudinario, enterrados en una sencilla tumba, en el cementerio de San José de Granada.

                                                                   GRANADA NO SE ACUERDA DE GANIVET

Ha pasado más de una centuria y el recuerdo de Hanivet forma parte del pasado, nada de actos homenajes, ni conmemoraciones, ni cátedras y, ....un Museo de Angel Ganivet no interesa a nadie. Hoy su Casa Natal está en venta y en estado ruinoso y puede desaparecer. Ayer fue el Molino de la Sagra, llamado de Angel Ganivet, el que se dejó arruinar hasta que despareció todo vestigio del antiguo molino. Sólo unas piedras en su exterior nos recuerda su anterior uso. Propiedad de la Diputación de Granada, se dedica a todo tipo de actividades, menos a Hanivet y su obra. Sus recuerdos personales adquiridos en su día por la Diputación deben de estar en algún cajón olvidado.

GRANADA NECESITA A GANIVET



Hoy como ayer, Granada tiene una deuda con el imortal Ganivet, si ayer fue la repatrición de sus restos mortales, hoy, cuando su Casa Natal puede desaparecer y con ella Ganivet, Granada y sus instituciones deben de estar a la altura de la historia, impidiendo que esto suceda y recuperar a Angel Ganivet del olvido.


La Asociación Oppidum Eléberis ha presentado varios escritos a la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Granda y la Diputación Provincial, solicitando medidas urgentes para evitar que la Casa Natal de Angel Ganivet pueda desparecer, también ha pedido la Incoación de Expediente Declarativo para que su Casa Natal y los Lugares Ganivetianos (Fuente del Avellano, Monumento en los paseos de la Alhambra, su tumba en el cementerio municipal...), se declaren Bien de Interés Cultural con la tipología de Sitios Históricos y la puesta en valor en su casa como Museo Angel Ganivet.


Esperamos que nuestras instituciones democráticas no den el silencio por respuesta y estén a la altura de la historia y Ganivet forme parte de Granada, Andalucía y España y no del olvido.

VISITANDO LOS LUGARES DE GANIVET
10 de Octubre de 2013

Encuentros, paseos y tertulias participativos, en un acto muy emotivo, recorrimos los Lugares de Ganivet, un pequeño homenaje, siguiendo la comitiva de aquel lejano 1925, cuando sus restos mortales fueron enterrados en el cementerio de San José de su Granada la Bella.

Plaza Nueva, iglesia de Santa Ana, fuente del Avellano, cuesta de los Muertos, los bosques de la Alhambra, cementerio de San José y su tumba, Alixares y por el barranco del Abogado el Molino de la Sagra y su casa natal en san pedro Mártir, fueron los lugares visitados...., lecturas  de su vida y obra, poesía, anécdotas, una tarde afable y amena con un bello atardecer.

Fue nuestro pequeño homenaje al inmortal y olvidado filósofo que esparamos repetir.
Narciso Crespo















EMAIL OPPIDUM ELÉBERIS: oppidumeleberris@gmail.com
BLOG DE OPPIDUM ELÉBERIS: http://oppidumeleberis.blogspot.com.es/
FACEBOOK GRUPOS ENCUENTROS, PASEOS Y TERTULIAS PARTICIPATIVOS: https://www.facebook.com/eleberis?ref=tn_tnmn#!/groups/oppidumeleberis/

No hay comentarios:

Publicar un comentario