Follow by Email

miércoles, 10 de agosto de 2016

LA MARCA DE LOS CANTEROS


HOSPITAL REAL


MARCAS DE LOS CANTEROS

 
LAS PIEDRAS NOS HABLAN


Si miramos detenimiento los sillares de los monumentos construidos en el Románico o el Gótico observaremos unas rayas muy bien marcadas que pasan inadvertidas, sus trazos tienen formas en zigzag, circulares, trapezoides o religiosos, no son dibujos simbólicos, aunque algunos especialistas dicen que estas marcas estaban relacionadas con la astrología, con la alquimia o con la magia.

“Piedra labrada y marcada pieza cobrada se decía” 

 

Son las marcas de los canteros o Hermandad que han tallado el sillar, una forma de marcar la autoría y  asegurarse su cobro;  



Estas marcas en los muros nos cuentan la historia del edificio y  el esfuerzo de muchos hombres que dejaron sus firmas en los callados bloques de piedra.

En Granada no tenemos Románico, sin embargo podemos disfrutar de estas marcas en los sillares de algunos edificios edificados a finales del Gótico como el Hospital Real, su ausencia en la Catedral o en el Palacio de Carlos V, nos deja ver que el Gótico estaba dando paso al Renacimiento y los canteros ya no dejaban su firma grabada en las piedras.

Las marcas en los sillares podían corresponder a un cantero, familia o Hermandad, sus miembros tenían libertad de movimiento y podían trabajar a la vez en diferentes construcciones, coincidiendo la misma marca en distintos edificios y en la misma época, muchas marcas son casi iguales,  sólo se diferencian en un trazo que los sucesores solían añadir a la firma del padre.

El cambio sociológico y económico que se origina en el Renacimiento hace que estas marcas en los sillares desaparezcan. En el medievo los trabajos se hacían dentro de los gremios o Hermandades, pero el cambio social introducido por la Reforma da lugar al inicio del capitalismo y aparecen las primeras sociedades mercantiles, las marcas de los canteros dejan de ser necesarias porque ya no cobran por piedras talladas, sino como asalariados.


Las piedras nos hablan, disfrutemos visitando y observando pausadamente la historia tallada en sus sillares.
  






  

FOTOS Y APUNTES DE NARCISO R. CRESPO
PARA OPPIDUM ELEBERIS, Granada y su Legado Histórico

No hay comentarios:

Publicar un comentario